10 consejos para aprender inglés rápido y fácil

Blog

Blog ingles rapido

10 consejos para aprender inglés rápido y fácil

¿Estás aprendiendo inglés y no obtienes los resultados que deseas? En este artículo te traemos algunos consejos (poco comunes) de expertos para aprender inglés rápido y fácil.

1. Conoce tu motivación

Es importante conocer la motivación que te empuja a aprender inglés, ya que si tus motivos para aprenderlo no son lo suficientemente fuertes es menos probable que te mantengas motivado a largo plazo.

Sorprender a tu vecina inglesa con un par de frases quizá no es una gran motivación a largo plazo para aprender inglés, pero si eres un amante de la música inglesa por ejemplo o quieres profundizar en su lenguaje y cultura porque te atrae, eso si es un buen motivo a largo plazo para aprender inglés.

Normalmente las motivaciones intrínsecas son las más poderosas, las que emanan del interior, como el amor por todo lo que rodea al idioma inglés. Sin embargo esto no quiere decir que una motivación extrínseca no sea lo suficientemente fuerte como para moverte a aprender inglés, como puede ser la necesidad de aprender inglés para crecer profesionalmente.

2. Encuentra un compañero de aprendizaje

Es más fácil motivarte a aprender si lo haces junto a otra persona. Es una buena idea encontrar a otra persona que también esté aprendiendo inglés con la que puedas quedar para practicar, hablar sobre la cultura y la lengua inglesa, compartir tus progresos e incluso rivalizar. Todo esto te va a ayudar a mantenerte motivado y seguir adelante en el aprendizaje del inglés.

Si tienes una pareja que hable inglés por ejemplo, el aprendizaje se convertirá en una motivación principal para poder comunicarte efectivamente.

3. Habla contigo mismo

Puede sonar un poco extraño, pero cuando no tienes a nadie con quien hablar o practicar inglés, no hay nada de malo en hablar contigo mismo en un idioma extranjero. Puedes ponerte frente al espejo y empezar a hablarte en inglés, es una herramienta perfecta para mejorar.

También ayuda pensar en inglés. Viene a ser lo mismo que hablar en inglés pero en silencio. En este caso puedes relajarte un rato y construir una conversación en inglés en tu cabeza. De esta manera no practicas tu pronunciación pero igualmente estás produciendo un discurso, por lo que estás igualmente practicando inglés.

4. Lo importante es hablar

Lo más importante de un idioma es hablar. La conversación debería ser el objetivo principal a perseguir desde el principio, ya que es la parte más útil y motivante de saber un idioma. Hablar con la gente es una de las mejores maneras de aprender un idioma, porque hace que el proceso de aprendizaje sea necesario y relevante.

Si conviertes la conversación en un objetivo desde el principio, es menos probable que te pierdas entre los libros de texto y gramáticas aburridas e interminables. Un idioma se aprende para usarlo, esta debe ser el objetivo que hay que mantener en mente desde el principio. Y cuanto más lo uses más motivado estarás para seguir aprendiendo.

5. Diviértete con el inglés

Usa tus nuevas habilidades lingüísticas de todas las manera que se te ocurran. Aprender un idioma tiene un gran componente creativo pues tienes que buscar formas alternativas de practicarlo. Hay personas que escriben poemas, se inventan y cantan canciones en su nuevo idioma, graban videos y los comparten, etc.

La clave está en encontrar formas creativas de practicar tu inglés sin necesitar otras personas, ya que no siempre es posible practicar con alguien y no por ello vas a dejar a de aprender inglés. Además, la diversión es un elemento clave en el aprendizaje. Cuanto más te diviertas con el inglés más aprenderás.

6. Actúa como un niño

No quiere decir que te eches a llorar por cualquier cosa ni que te llenes el pelo de espaguetis. Nos referimos a que aprendas como lo hace un niño, sin miedo.

La principal característica de un niño al aprender un idioma es que no tiene miedo a cometer errores. Es un mito que los niños aprenden mejor que los adultos. Los adultos tienen muchas más habilidades cognitivas que les permitirían aprender muchísimo más rápido un idioma si lo hiciesen con la actitud correcta.

Cometer errores no debe ser una preocupación sino que además deberías buscarlo intencionadamente. La actitud perfecta para aprender un idioma es que debes tomartelo como un juego. Cuando estás jugando no piensas que eres un idiota por cometer un error, es simplemente un juego, y para aprender asumes naturalmente que al principio vas a cometer errores.

El problema es que para los adultos cometer errores es casi un tabú. Existe la creencia de que cometer errores es vergonzoso y que no deberíamos cometerlos. Con esta actitud sin embargo no vamos a llegar muy lejos en el aprendizaje de un idioma.

7. Sal de tu zona de confort

La voluntad de cometer errores va más allá de una simple actitud mental. Es necesario estar dispuesto a salir de la zona de confort y buscar situaciones potencialmente embarazosas. Prueba a hablar con desconocidos en inglés, a contar un chiste, a pedir una pizza o preguntar por direcciones.

Salir de tu zona de confort con el idioma te permite liberarte de barreras psicológicas que te impiden expresarte con más fluidez en otro idioma. Es decir, te va a permitir expresarte mejor en inglés independientemente del nivel que tengas.

 

8. Escuchar

Debes aprender a escuchar antes de poder hablar. Todos los idiomas suenan raros la primera vez que los escuchas, pero cuanto más te expones a ellos, más familiares se vuelven y más fácil es hablarlo correctamente.

Escuchar mucho inglés en este caso es una buena manera para mejorar tu pronunciación. Pero es necesario que sea una escucha activa, fijándote en los sonidos e imaginándote cómo se pronuncia cada sonido.

Es una buena idea ver series o películas que te diviertan y te emocionen en inglés. Al principio puedes usar los subtítulos en español pero te recomendamos que cuanto antes los cambies a inglés.

9. “Ver” cómo otros hablan

La pronunciación de algunos idiomas puede ser complicada al principio ya que no estamos acostumbrados a los diferentes sonidos y articulaciones. Para mejorar nuestra pronunciación no solo es importante escuchar cómo los hablantes nativos pronuncian los sonidos de su lengua sino que es necesario “ver” literalmente cómo los pronuncian.

Si tratas de imitar las articulaciones y las posiciones de la boca que utilizan los nativos al hablar de forma automática mejorarás paulatinamente tu pronunciación. Todos tenemos los mismos músculos, es cuestión de aprender a usarlos de la misma manera que lo hacen los nativos. Imita los gestos que usan al hablar y posiblemente empieces a pronunciar de forma parecida en inglés.

10. El poder de la inmersión

Una de las claves del aprendizaje de un idioma es la inmersión. Pero no nos engañemos. No es necesario viajar al país donde se hable ese idioma para aprenderlo. Es posible sumergirte en el inglés desde la comodidad de tu casa.

En este caso la inmersión consiste por ejemplo en usar tu smartphone y tu ordenador en inglés, escuchar la radio en inglés, hablar el idioma con alguien o contigo mismo, usar alguna aplicación para aprender inglés, ver una serie en inglés, etc. La clave está en rodearte de inglés un ratito todos los días.

La mejor motivación para seguir aprendiendo es por supuesto establecer una conversación en ese idioma con otra persona y que la otra persona te entienda y le respondas. Esto te hace sentir capaz y te motiva a seguir.

By Verónica

17 de octubre 2018